El colon irritable es un trastorno común, que afecta a aproximadamente el 15% de la población. Es una de las varias condiciones conocidas como trastornos gastrointestinales funcionales. Esto significa que el intestino puede funcionar anormalmente, pero las pruebas son normales y no hay defectos estructurales detectables.

Los síntomas varían de persona a persona y pueden variar de leve a grave. El colon irritable es una condición a largo plazo, por lo que los síntomas pueden ir y venir y cambiar con el tiempo. La fiebre, niveles bajos de glóbulos rojos, sangrado rectal y pérdida de peso inexplicada no son signos del colon irritable y pueden indicar un problema médico más grave.

Los síntomas del colon irritable incluyen:

Dolor abdominal
Plenitud
Gas e hinchazón
Cambios en los hábitos intestinales
Diarrea alterna o estreñimiento, o ambos

Causas

No existe una respuesta clara acerca de qué causa el colon irritable. Se cree que los síntomas se producen debido al funcionamiento anormal o la comunicación entre el sistema nervioso y los músculos intestinales. La regulación anormal puede resultar en un aumento de la “irritación” del intestino o sensibilidad. Los músculos de la pared del intestino pueden perder su coordinación, contraer demasiado o muy poco en ciertos momentos. Aunque no hay obstrucción física, un paciente puede sentir que los calambres son un bloqueo funcional.

Factores de Riesgo

Se han identificado los siguientes factores de riesgo:

Género: El colon irritable es casi el doble de frecuente en mujeres que en hombres
Factores ambientales
Factores genéticos
Actividad bacteriana en el intestino
Crecimiento excesivo bacteriano
Intolerancia a la comida
Alteración de la capacidad del intestino para moverse libremente
Intestinos demasiado sensibles
Proceso alterado del sistema nervioso
Regulación hormonal alterada

El Papel del Estrés

El colon irritable no es causado por el estrés o la ansiedad y no es un trastorno de salud mental. Sin embargo, el estrés emocional puede ser un factor en el inicio de los episodios del mismo. Muchas personas experimentan peores síntomas de IBS cuando están nerviosos o ansiosos.
El estrés y la ansiedad no causan la irritación del colon, pero pueden desencadenar episodios o empeorar los síntomas. Saber que el IBS no es una condición grave puede aliviar la ansiedad o el estrés de un paciente. El objetivo del tratamiento es aliviar los síntomas. Puede haber algún ensayo y error antes de encontrar un enfoque efectivo.

El Papel de la Dieta

La fibra dietética puede desempeñar un papel positivo o negativo en el proceso de colon irritable. Para algunas personas, demasiada fibra puede aumentar la hinchazón y causar dolor abdominal. Para otros, comer alimentos ricos en fibra como las peras, los frutos silvestres, los aguacates y las zanahorias, puede ayudar a aliviar el estreñimiento crónico. El uso de un diario durante dos o tres semanas puede ayudar a identificar alimentos y actividades que parecen desencadenar o empeorar los síntomas.

Tratamiento Natural

Algunas de las medidas que se pueden tomar sin receta para aliviar y prevenir algunos síntomas son las siguientes:

Ejercicio regular
Mejora de los hábitos de sueño
Reducción de estrés
Técnicas de relajación Probióticos
Cambios en la dieta

Si cree sufrir del síndrome del colon irritable, visite a su médico de cabecera de inmediato para recibir un diagnóstico adecuado antes de elegir qué tratamiento seguir.

Puedes llamarnos al 1-800-299-7917 para hacer una cita con el doctor Rigoberto Perez Diaz, o visítarnos en nuestra página www.salud.bz, con gusto te atenderemos. Recuerda seguirnos en Facebook e Instagram y no olvides conectarte a ver nuestro programa diario en SALUD TV.