Los síntomas más habituales a corto plazo son sofocaciones, insomnio, irritabilidad, palpitaciones, adormecimiento y hormigueo de miembros, dolores de cabeza, fatiga, incremento del peso y dificultad para perder peso, aumento del vello, exceso de grasa en cuero cabelludo y caída del cabello.

No todos los síntomas de la menopausia son físicos, sino que también puede incluir estados de ánimo depresivos, tristeza, apatía, pérdida de sueño, de deseo sexual y dificultades para concentrarse.

A medio plazo, la menopausia puede causar disminución del vello púbico, picor y quemazón en vulva, sequedad vaginal y molestias en las relaciones sexuales, micción frecuente, vaginitis e infecciones urinarias recurrentes.

A largo plazo, el cuerpo de la mujer deja de absorber el calcio después de la menopausia, lo cual puede resultar en riesgo de osteoporosis, un síntoma caracterizado por la pérdida de volumen en los huesos, que puede acompañarse de deformidad y dolores esqueléticos, y fracturas o mínimos traumatismos.

El déficit de estrógenos que presenta la mujer menopáusica contribuye a un mayor envejecimiento del sistema nervioso central que puede llevar a una mayor incidencia de enfermedad de Alzheimer, que es una lesión cerebral orgánica que origina cambios en la conducta y en la personalidad con progresiva pérdida de la memoria, del habla y otras manifestaciones. Este riesgo disminuye en mujeres postmenopáusicas con niveles superiores de estrógenos endógenos y en mujeres que han hecho Tratamiento Hormonal Sustitutivo durante largos periodos.

Tomar Black Cohosh tres veces al día puede ayudar a activar los receptores de estrógeno y controlar las variaciones hormonales que ocurren durante la menopausia.

Puedes llamarnos al 1-800-299-7917 para hacer una cita con el doctor Rigoberto Perez Diaz, o visítarnos en nuestra página www.salud.bz, con gusto te atenderemos. Recuerda seguirnos en Facebook e Instagram y no olvides conectarte a ver nuestro programa diario en SALUD TV.