Empezar a comer sano es más fácil de lo que cree. Hacer pequeños cambios en la dieta representa una gran diferencia para su salud y en general para su bienestar. Mediante la incorporación de Lo Bueno y la eliminación de Lo Malo y Lo Feo de los alimentos enumerados a continuación, usted estará en buen camino para una vida más saludable y feliz.

Lo Bueno: Elija para sus comidas lo rojo, lo naranja y las verduras de color oscuro tales como tomates, batatas y brócoli, entre otras. Añada frutas como parte de sus platos principales o secundarios, o como postre. A más colorido su plato, más probabilidades hay de obtener la mayor cantidad de vitaminas, minerales y fibra que su cuerpo necesita para estar sano.

Cambie sus alimentos de grano refinado por alimentos integrales, como el pan de trigo integral en lugar del pan blanco. Al leer la lista de ingredientes de los alimentos, asegurarse de que los ingredientes integrales estén en primer lugar, es la mejor manera de saber que usted está eligiendo los productos adecuados. Asegúrese de digan: “trigo entero”, “arroz integral”, ” avena “,” quínoa “, o ” arroz salvaje. “
Si usted es fan de la leche, entonces cambie a la de 1% o sin grasa, ésta tiene la misma cantidad de calcio y de nutrientes esenciales que la leche entera, pero contiene menos calorías y menos grasa saturada.

La carne, aves, mariscos, frijoles o guisantes secos, las nueces o semillas y los huevos son parte del grupo de alimentos ricos en proteína. Seleccione los de cortes más magros si compra carne de res. La pechuga de pavo o de pollo son opciones más saludables para el cuerpo.Lo Malo: Evite todos aquellos alimentos que son extremadamente altos en colesterol! Esto significa limitar las grasas saturadas y aceites como mantequilla, tocino, manteca de cerdo, aceite de palma y aceite de coco. Como alternativa, utilice la margarina vegetal suave y / o el aceite de oliva o canola.

Los alimentos fritos son conocidos por ser pesadillas nutricionales. Las frituras obstruyen las arterias y las venas causando derrame cerebral, enfermedad de Alzheimer y ataque al corazón. Al igual que los alimentos procesados las frituras no se descomponen en el cuerpo correctamente, quedándose en los riñones, el hígado, los intestinos, la próstata y el colon durante un período prolongado de tiempo o, peor aún, permanentemente. MANTENGALAS LEJOS!

Por último, tenemos Lo Feo: Las hamburguesas, las papas fritas y los tacos. Todos ellos son altos en grasas saturadas. Si decide comer fuera, lo mejor es optar por un sándwich de pollo sin piel a la parrilla, una buena ensaladas con aderezo bajo en grasa y alimentos que no estén fritos. Deja afuera el queso, las salsas grasosas y también la mayonesa!

Sé que a todos nos gustan los bocadillos azucarados y las bebidas dulces, pero éstas están relacionadas con el aumento excesivo de peso, la grasa en el hígado, la acumulación de grasa abdominal, la resistencia a la insulina, la diabetes, las enfermedades del corazón y los diferentes tipos de cáncer. Además pueden llegar a ser muy adictivo.

Evite los bocadillos como croissants, galletas, panes y pasteles hechos con grasas saturadas, y limite los huevos y la  leche entera. Como alternativa, intente productos horneados bajos en grasa, y si quiere utilizar o toppings, escoja los ligeros.Ahora, siga adelante y comience la transición a una vida más sana y feliz, y háganos saber cómo le va!

Para más información visite, WWW.SALUDPARATODOS.COM