La gingivitis es una enfermedad de las encías que causa inflamación de las encías y puede provocar retracción gingival, sensibilidad, hinchazón o sangrado de las encías, e incluso pérdida de los dientes si no se trata.

Esta enfermedad puede desarrollarse cuando una capa de bacterias (placa) se acumula en los dientes. Si tu o alguien en casa descubrió recientemente que tiene gingivitis, es posible tratarla con un remedio muy simple que puede preparar en casa.

Hacer un enjuague con agua salada puede ayudar a reducir la inflamación, así como a aliviar el dolor, eliminar partículas de alimentos, mejorar el aliento y reducir las bacterias.

Para preparar el agua salada, solo tiene que agregar ½ a ¾  cucharadita de sal a un vaso de agua potable a temperatura tibia, y mezclar bien. Agita la solución en tu boca durante unos treinta segundos y luego escúpela.

Puede repetir el proceso dos o tres veces al día. Si la gingivitis está más avanzada o la solución no está teniendo efecto, recomendamos consultar a un dentista lo antes posible.

Como creemos que la prevención es la mejor medicina, recomendamos practicar una buena salud bucal cepillándose los dientes y usando hilo dental regularmente para evitar que se forme placa.

Puedes llamarnos al 1-800-299-7917 para hacer una cita virtual con el doctor Rigoberto Perez Diaz, o visitarnos en nuestra página www.salud.bz, con gusto te atenderemos. Recuerda seguirnos en Facebook e Instagram y no olvides conectarte a ver nuestro programa diario en SALUD TV.