Consejos sobre cómo conseguir que su cuerpo se mantenga en forma

Si usted es mayor de 60 años, es probable que tenga la idea de que la transición de la edad media a la condición de “persona mayor” signifique apaciguarse o tomarlo con calma. Bueno ¿adivinen qué?, ¡se equivoca! Hay un montón de ejercicios que pueden ayudarlo a fortalecer los huesos y a aliviar dolores y molestias.

Aunque para un adulto mayor la práctica del yoga puede ser un poco intimidante, especialmente si se está fuera de forma o se tiene alguna condición de salud, el yoga puede brindarle una serie de beneficios a los mayores de 50; estos van desde la salud de los huesos, el alivio de la ansiedad y la disminución de los niveles de estrés.

El estiramiento suave de las poses del yoga es conocido porque realmente ayuda a desarrollar, con el tiempo, una mayor flexibilidad de nuestro cuerpo; lo que puede asegurar el mantenimiento de un buen nivel de movimiento a medida que se envejece. Tener un rango normal de movimiento disminuye con la edad, principalmente en adultos mayores con predisposición a las caídas, que impide que hagan sus actividades diarias.

Ciertas posturas de yoga también pueden ayudar a aliviar la inestabilidad hormonal de la menopausia. Poses de yoga o “asanas” como El Puente, la cual implica hacer una flexión sentada hacia adelante, alivian paulatinamente los desesperantes síntomas de la menopausia, que van desde los bochornos hasta la ansiedad o la menstruación dolorosa. El yoga, del mismo modo, es una práctica segura para las personas con osteoporosis y es eficaz en la prevención de la pérdida de densidad ósea.

Además, el pasar tiempo en silencio consigo mismo como se hace cuando se practica yoga, ya sea a diario o semanalmente, ayuda a aliviar el estrés, a mantenerse centrado y a aumentar la energía….. Así que creo que es un buen momento para invertir en una manta de yoga!!!

Una buena caminata, igualmente, es un gran ejercicio que no sólo ayuda a derretir las libras demás, sino que también ayuda a tonificar su cuerpo dejándole un buen nivel de salud emocional, ayudándole a prevenir la osteoporosis, y lo mejor de todo, es que le hace sentir bien consigo mismo. El experto en gimnasios y escritor, Lucky Knight dice que se ha demostrado que caminar durante 30 minutos, en la caminadora, tres o cuatro veces a la semana, mejora el estado de animo de aquellas personas que sufren de depresión.

Muchas personas mayores temen a la máquina caminadora o trotadora, por lo cual se aferran a ella durante el ejercicio, pero si tienes más de 60 años puede ser que el aferrarse a la caminadora cause un peor daño articular que el hecho de no ejercitarse.

Caminar regularmente en una trotadora ayuda a mantener la salud del sistema musculo esquelético, que incluye tanto músculos y huesos como ligamentos, tendones y articulaciones. La máquina de trotar o caminadora también ayuda con la flexibilidad de las articulaciones y la salud cardiovascular, reduce el riesgo de enfermedades como la diabetes tipo 2, la pre-diabetes, la artritis degenerativa, la presión arterial alta, la depresión, el insomnio y el cáncer de mama y de colon. Simplemente hacer ejercicio durante, al menos, 150 minutos por semana reduce el riesgo de muerte prematura.

Ahora bien, estoy segura de que toda esta información ha sido bastante intensa, por eso en SALUD le ofrecemos una opción mucho más ligera!

El melón amargo:

El melón amargo es un fruto tropical que estimula la producción natural de insulina, a metabolizar de los hidratos de carbono, a aumentar la energía y a reducir la acumulación de grasa. La lectina que está dentro del melón actúa como insulina natural ayudando a disminuir los niveles de azúcar en la sangre.
El melón amargo también tiene anti-virales, propiedades antihelmínticas y anti-cancerígenas debido a el oleosteárico 15,16-di-alfa-hidroxi-ácido que se encuentra en la pulpa de la fruta.

Dosis sugerida: 1 en la mañana – 1 en la tarde – 1 en la noche

Para más información visite, WWW.SALUDPARATODOS.COM