La sarcopenia es una enfermedad que durante mucho tiempo se ha asociado a la edad, considerándola parte del envejecimiento normal, ya que sus principales síntomas son la debilidad en los músculos y la pérdida de fortaleza física.

Sin embargo, en personas con sarcopenia estos síntomas son especialmente marcados, produciéndose una pérdida anormal de fuerza y masa muscular, que dificulta el desempeño de tareas cotidianas y reduce la velocidad al caminar.

La sarcopenia afecta principalmente a personas inactivas, aunque también hay casos en personas que se mantienen físicamente activas. La falta de fortaleza física provoca a su vez un mayor riesgo de caídas y puede ocasionar que la persona con sarcopenia necesite ayuda para desarrollar una vida normal.

Cuando el proceso de envejecimiento es muy acelerado y anormal, es posible que se trate de sarcopenia y no de achaques de la edad. Por eso, es conveniente estar vigilante, ya que en muchos casos, la persona no sabe que puede tratarse de sarcopenia y no le da el seguimiento adecuado, lo que puede provocar un empeoramiento o avance mayor de la enfermedad.

Actualmente no existe tratamiento para la sarcopenia, pese a que es una patología frecuente.

Lo que sí pueden hacer las personas con sarcopenia para mejorar su estado de salud general es realizar ejercicio de forma diaria y controlar su dieta para ayudar al organismo a mantener la energía necesaria. Si no se realiza ejercicio de forma regular, la masa muscular continúa disminuyendo agravando así los síntomas.

Es importante acudir al médico si se nota excesiva debilidad en los músculos e inestabilidad en las extremidades. Tomar dos cápsulas de CGH3 dos veces al día te ayudará a aumentar tu producción de masa muscular.

Puedes llamarnos al 1-800-299-7917 para hacer una cita con el doctor Rigoberto Perez Diaz, o visitarnos en nuestra página www.salud.bz, con gusto te atenderemos. Recuerda seguirnos en Facebook e Instagram y no olvides conectarte a ver nuestro programa diario en SALUD TV.