Cuando se trata del cáncer de ovarios, los factores de riesgo más importantes son la edad y un historial familiar.
La mayoría de los casos de cáncer de ovario se presentan en mujeres mayores de 55 años de edad. Además, Las mujeres que nunca han estado embarazadas y las que tienen una mutación en los genes BRCA1 or BRCA2 presentan un riesgo más elevado de cáncer de ovario (además del riesgo más elevado de cáncer de mama).

En sus primeras etapas, el cáncer de ovario generalmente no presenta síntomas evidentes. Esta es la razón por la cual el cáncer de ovario generalmente no se detecta antes de que haya llegado a una etapa avanzada.

A medida que el cáncer crece, los síntomas pueden incluir:

Presión o dolor en el abdomen o la pelvis
Inflamación o hinchazón abdominal
Náuseas
Indigestión
Gases
Estreñimiento o diarrea
Fatiga persistente
Urgencia o frecuencia urinaria
Sangrado vaginal inusual, como períodos abundantes o sangrado después de la menopausia

¿Cómo se diagnostica y evalúa el cáncer de ovario?

El tratamiento depende de si el cáncer está circunscripto al ovario o de si se ha diseminado a los tejidos cercanos, o a otras partes del abdomen o del cuerpo. Las opciones de tratamiento más comunes incluyen:

La ooforectomía, que es la extirpación quirúrgica de uno o ambos ovarios. Generalmente se utiliza este método cuando el tumor se encuentra contenido dentro del ovario y no se ha esparcido a otros órganos.

Si el cáncer se ha diseminado a tejidos cercanos, se puede realizar la salpingooforectomía bilateral, que incluye la extirpación tanto de los ovarios como de las trompas de falopio.

La histerectomía (extirpación quirúrgica del útero y el cuello del útero, o cérvix) y la extirpación de otro tumor que se podría haber diseminado fuera del ovario, se lleva a cabo en el caso de cáncer de ovario más avanzado. Una vez que se extrae el útero, la mujer ya no puede quedar embarazada.

La quimioterapia se utiliza luego de la cirugía, generalmente en casos de cáncer de ovario más avanzado. En los pacientes con cáncer de ovario que no se puede extirpar quirúrgicamente, se administra la quimioterapia como tratamiento inicial. La quimioterapia se administra generalmente por un período de tiempo, y se la alterna con períodos sin tratamiento.

La radioterapia casi no se usa para tratar el cáncer de ovario, en la mayoría de los casos se usa para tratar zonas limitadas que presentan tumor en la pelvis y/o regiones de los ganglios linfáticos que causan dolor y otros síntomas.

Llevar un estilo de vida balanceado, una buena dieta, suficiente ejercicio y un buen manejo del estrés protege a tu sistema inmune, ayudando a prevenir la formación de tumores que pueden tornarse peligrosos.

Recomendamos tomar Shark Liver Oil (aceite de hígado de tiburón) y Kyonin a diario, ya que los antioxidantes que contienen ayudan a proteger y tratar el cáncer.

Puedes llamarnos al 1-800-299-7917 para hacer una cita con el doctor Rigoberto Perez Diaz, o visítarnos en nuestra página www.salud.bz, con gusto te atenderemos. Recuerda seguirnos en Facebook e Instagram y no olvides conectarte a ver nuestro programa diario en SALUD TV.