How to Prevent Childhood Obesity. September, Childhood Obesity Awareness Month

Childhood obesity is a serious problem in the United States putting children and adolescents at risk for poor health. Obesity prevalence among children and adolescents is still too high.

For children and adolescents aged 2-19 years:

  • The prevalence of obesity was 18.5% and affected about 13.7 million children and adolescents.
  • Obesity prevalence was 13.9% among 2- to 5-year-olds, 18.4% among 6- to 11-year-olds, and 20.6% among 12- to 19-year-olds.

September is the month of awareness about childhood obesity. This topic concerns and worries everyone. We see them on the streets, in schools, obese children who have trouble getting their balance to walk, their small neck has disappeared, but they carry in their hands a soda and a gigantic bag of chips.

Some aspects that cause concern are:

  • Children with obesity are at higher risk for having other chronic health conditions and diseases, such as asthma, sleep apnea, bone and joint problems, and type 2 diabetes.
  • Type 2 diabetes is increasingly being reported among children who are overweight. Onset of diabetes in children can lead to heart disease and kidney failure.
  • Children with obesity also have more risk factors for heart disease like high blood pressure and high cholesterol than their normal weight peers.
  • Children with obesity are more likely to have obesity as adults. This can lead to lifelong physical and mental health problems. Adult obesity is associated with a higher risk of type 2 diabetes, heart disease, and many types of cancers.

There are many things that you can do as a Parent/Guardian:

As the first source of food provision for their children should ensure balance calories offered to meals. It is ideal to start with the following steps:

  1. Increase the amount of water you offer your child.
  2. Avoid having sodas and chips in the house, so that they are not available to children.
  3. Avoid junk foods, take them out of your daily diet.
  4. Always offer vegetables to your children at meals, some that catch the attention of the little ones are carrots and tomatoes. Combine and present in an attractive way.
  5. Provide plenty of vegetables, fruits, and whole-grain products.
  6. Include low-fat or non-fat milk or dairy products.
  7. Choose lean meats, poultry, fish, lentils, and beans for protein.
  8. Serve reasonably-sized portions.
  9. Encourage your family to drink lots of water.
  10. Limit sugar-sweetened beverages.
  11. Limit consumption of sugar and saturated fat.

Remember that the goal for children who are overweight is to reduce the rate of weight gain while allowing normal growth and development. Children should NOT be placed on a weight reduction diet without the consultation of a healthcare provider. Remember that small changes every day can lead to a recipe for success!

Help Kids Stay Active

Another part of balancing calories is to engage in an appropriate amount of physical activity and avoid too much sedentary time. In addition to being fun for children, regular physical activity has many health benefits, including:

  • Strengthening bones
  • Decreasing blood pressure
  • Reducing stress and anxiety
  • Increasing self-esteem
  • Helping with weight management

Children should participate in at least 60 minutes of moderate intensity physical activity most days of the week, preferably daily. Remember that children imitate adults. Start adding physical activity to your own daily routine and encourage your child to join you. Some examples of moderate intensity physical activity include:Children should participate in at least 60 minutes of moderate intensity physical activity most days of the week, preferably daily. Remember that children imitate adults. Start adding physical activity to your own daily routine and encourage your child to join you. Some examples of moderate intensity physical activity include:

  1. Brisk walking
  2. Playing tag
  3. Jumping rope
  4. Playing soccer
  5. Swimming
  6. Dancing
  7. Reduce sedentary time.

In addition to encouraging physical activity, help children avoid too much sedentary time. Although quiet time for reading and homework is needed, limit the time your children watch television, play video games, or surf the web to no more than 2 hours per day. Additionally, the American Academy of Pediatrics (AAP) does not recommend television viewing for children age 2 or younger. Instead, encourage your children to find fun activities to do with family members or on their own that simply involve more activity.

These are some suggestions. Consider adopting a nutrition plan that meets your family needs that will help you and your children stay active. take advantage of the opportunity to develop activities with your children outdoors, in this way everyone exercises and strengthens the bonds of their relationship. We always encourage you to talk to your primary care doctor to learn how good nutrition can help you get a better and healthier life. We hope these tips help you improve your nutrition.

Subscribe to our newsletter for more tips like these! Also you can follow us on Facebook and Instagram for more information about us.

 

 

 

 

Cómo Prevenir la Obesidad Infantil. Septiembre, Mes de Concientización sobre Obesidad Infantil

La obesidad infantil es un problema grave en los Estados Unidos que pone a los niños y adolescentes en riesgo de mala salud. La prevalencia de obesidad entre niños y adolescentes sigue siendo demasiado alta.

Para niños y adolescentes de 2 a 19 años:

  • La prevalencia de la obesidad fue del 18,5% y afectó a aproximadamente 13,7 millones de niños y adolescentes.
  • La prevalencia de obesidad fue del 13,9% entre los niños de 2 a 5 años, del 18,4% entre los de 6 a 11 años y del 20,6% entre los de 12 a 19 años.

Septiembre es el mes de la concientización sobre la obesidad infantil. Este tema preocupa y preocupa a todos. Los vemos en las calles, en las escuelas, niños obesos que tienen problemas para hacer que su equilibrio camine, su pequeño cuello ha desaparecido, pero llevan en las manos un refresco y una bolsa gigante de papas fritas.

Algunos aspectos que causan preocupación son:

  • Los niños con obesidad corren un mayor riesgo de padecer otras afecciones y enfermedades crónicas, como asma, apnea del sueño, problemas en los huesos y las articulaciones, y diabetes tipo 2.
  • La diabetes tipo 2 se está informando cada vez más entre los niños con sobrepeso. El inicio de la diabetes en los niños puede provocar enfermedades cardíacas e insuficiencia renal.
  • Los niños con obesidad también tienen más factores de riesgo para las enfermedades del corazón como la presión arterial alta y el colesterol alto que sus pares de peso normal.
  • Los niños con obesidad tienen más probabilidades de tener obesidad cuando son adultos. Esto puede conducir a problemas de salud física y mental de por vida. La obesidad adulta se asocia con un mayor riesgo de diabetes tipo 2, enfermedad cardíaca y muchos tipos de cáncer.

Hay muchas cosas que puedes hacer como padre/tutor:

Como la primera fuente de suministro de alimentos para sus hijos debe garantizar el equilibrio calorías que se ofrecen a las comidas. Es ideal comenzar con los siguientes pasos:

  1. Aumente la cantidad de agua que le ofrece a su hijo.
  2. Evite tener refrescos y papas fritas en la casa, para que no estén disponibles para los niños.
  3. Evite las comidas basura, elimine las de su dieta diaria.
  4. Siempre ofrezca vegetales a sus hijos en las comidas, algunos que llaman la atención de los más pequeños son las zanahorias y los tomates. Combine y presente de una manera atractiva.
  5. Proporcione suficientes verduras, frutas y productos integrales.
  6. Incluya leche o productos lácteos bajos en grasa o sin grasa.
  7. Elija carnes magras, aves de corral, pescado, lentejas y frijoles para obtener proteínas.
  8. Sirva raciones de tamaño razonable.
  9. Anime a su familia a beber mucha agua.
  10. Limite las bebidas azucaradas.
  11. Limite el consumo de azúcar y grasas saturadas.

Recuerde que el objetivo para los niños con sobrepeso es reducir la tasa de aumento de peso al tiempo que permite un crecimiento y desarrollo normales. Los niños NO deben someterse a una dieta de reducción de peso sin la consulta de un proveedor de atención médica. ¡Recuerde que pequeños cambios todos los días pueden conducir a una receta para el éxito!

Ayuda a los niños a mantenerse activos

Otra parte del equilibrio de calorías es realizar una cantidad adecuada de actividad física y evitar demasiado tiempo sedentario. Además de ser divertido para los niños, la actividad física regular tiene muchos beneficios para la salud, que incluyen:

  • Fortalecimiento de los huesos
  • Disminución de la presión sanguínea
  • Reduciendo el estrés y la ansiedad
  • Aumentando la autoestima
  • Ayudando con el control de peso

Los niños deben participar en al menos 60 minutos de actividad física de intensidad moderada la mayoría de los días de la semana, preferiblemente a diario. Recuerde que los niños imitan a los adultos. Comience a agregar actividad física a su rutina diaria y anime a su hijo a unirse a usted.

Algunos ejemplos de actividad física de intensidad moderada incluyen:

  • Caminar a paso ligero
  • Jugar etiqueta
  • Saltar la cuerda
  • Jugando futbol
  • Nadando
  • Bailando
  • Reduce el tiempo sedentario

Además de fomentar la actividad física, ayude a los niños a evitar el exceso de tiempo sedentario. Aunque se necesita tiempo tranquilo para leer y hacer tareas, limite el tiempo que sus hijos miran televisión, juegan videojuegos o navegan por la Web hasta no más de 2 horas por día. Además, la Academia Estadounidense de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP) no recomienda ver televisión para niños de 2 años o menos. En cambio, anime a sus hijos a encontrar actividades divertidas para hacer con miembros de la familia o por su cuenta que simplemente impliquen más actividad.

Estas son algunas sugerencias. Considere la posibilidad de adoptar un plan de nutrición que satisfaga sus necesidades familiares que le ayude a usted y aus hijos a mantnerse activos. aporveche la oportunidad de desarrollar actividades con sus hijos apl aire libre, de este modo todos se ejercitan y estrechan los lazos de su relación. Siempre lo alentamos a que hable con su médico de atención primaria para aprender cómo una buena nutrición puede ayudarlo a obtener una vida mejor y más saludable. Esperamos que estos consejos te ayuden a mejorar tu nutrición.

¡Suscríbete a nuestro boletín para obtener más consejos como estos! También puede seguirnos en Facebook e Instagram para obtener más información acerca de nosotros.