La alimentación es algo importante en cualquier momento de nuestra vida, pero más aún cuando somos pequeños y estamos en pleno crecimiento. Nuestros hábitos alimenticios cuando somos niños marcarán nuestra forma de alimentarnos y cuidarnos cuando seamos mayores.

Por eso es imprescindible saber cómo educar a nuestros hijos en una dieta saludable, para que entiendan la gran variedad de comidas ricas y nutritivas que pueden escoger. Aunque claro, los niños son niños y siempre van a querer comer dulces y meriendas sabrosas.

La alimentación infantil es un factor determinante para el correcto crecimiento de cualquier persona, y por ello debemos cuidarla al máximo. La merienda, por ejemplo, puede ser un buen momento para enseñar a nuestros hijos a comer de forma saludable. Ese momento en el que necesitan picar algo horas antes de la cena y no sabemos qué darles para que lleguen con hambre a la última comida del día, porque además debe ser algo de comida sana que les ayude a llevar una dieta saludable.

El equipo Salud te trae una lista de meriendas saludables para niños que se pueden preparar en tan solo unos minutos, para que piquen algo durante el día, evitándose las tentaciones de la comida rápida o las golosinas.

  • Bananas congeladas: Tomamos una banana grande y la partimos por la mitad, pinchando cada parte en un palo de helados. Abrimos un yogurt natural y metemos las bananas en el mismo, cubriendo la superficie con cereales de tu elección. La congelamos y ya tenemos una merienda sana, nutritiva y deliciosa.
  • Yogurt de frutas natural: Llenamos un bol de yogurt natural sin grasas ni azúcares añadidos, y lo mezclamos con trozos de fruta como fresas, arándanos o incluso mandarinas. Lo metemos en la nevera para que se mantenga fresco, pero sin congelarlo.
  • Hormigas en el tronco: Para mantener a tus hijos en su peso ideal, te interesará saber que detrás de este sugerente nombre se esconde una de las meriendas más recomendadas para la alimentación infantil saludable. Se trata de un trozo de apio untado con mantequilla de maní o queso crema bajo en grasas, acompañado con pasas. Así, tus hijos descubrirán que las verduras también pueden ser nutritivas y deliciosas.
  • Minipizzas: Podemos hacer realidad la fantasía de cualquier niño dejándole merendar pizza, siempre y cuando sea casera. Toma un poco de salsa de tomate natural y extiendela sobre un muffin de pan inglés abierto. Luego espolvorea queso mozarella bajo en grasas. Podemos condimentarlo con ajo u orégano, y calentarlo en el horno, para una merienda deliciosa.
  • Palitos de queso: Los niños adoran todo lo que puedan comer con la mano. Y si está tierno, mejor. Para preparar los palitos de queso solo necesitarás una masa de hojaldre. Córtala en tiras y rellena con queso parmesano rallado. Enrolla, pinta con huevo batido y hornea durante 20 minutos.

¿Qué niño podría resistirse a alguna de estas meriendas? Muy pocos, y tú te aseguraras de que ellos están bien alimentados

Puedes llamarnos al 1-800-299-7917 para hacer una cita con el doctor Rigoberto Perez Diaz, o visítarnos en nuestra página www.salud.bz, con gusto te atenderemos. Recuerda seguirnos en Facebook e Instagram y no olvides conectarte a ver nuestro programa diario en SALUD TV.